Uso y Limpieza Chupetes MAM

Es importante inspeccionar el chupete del bebé antes de cada uso. No es solo importante en bebés que hayan empezado a tener dientes. Incluso antes de que aparezca el primer diente, sus encías, muy duras, podrían llegar a provocar algún daño en cualquier chupete si se usa de forma prolongada.

Por este motivo, es muy importante realizar una prueba con tirones suaves de la tetina antes de cada uso. Para realizar una “prueba de tracción”, se precisa tirar de la tetina del chupete en todas las direcciones, revisando cuidadosamente cualquier señal de daño o debilidad. Si se encuentra algún daño, hay que desechar el chupete inmediatamente.

Limpie el chupete antes de cada uso con un chorro de agua tibia. No utilice productos de limpieza agresivos. Es conveniente esterilizar el chupete regularmente. Después de la esterilización, hay que esperar unos 5 minutos antes de dárselo al bebé (para que no esté caliente). Durante la limpieza, una pequeña cantidad de agua puede entrar en la tetina. Esta pequeña cantidad de agua se tiene que expulsar apretando suavemente la tetina con los dedos limpios.

No sumerja el chupete en sustancias dulces o medicamentos. Esto puede provocar caries en los dientes del bebé. Por razones de higiene y seguridad, es recomendable remplazar el chupete después de uno o dos meses de uso.